Cera divina facial y zonas delicadas
18422
page,page-id-18422,page-child,parent-pageid-18418,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
cera_divina_delicadas
Cera divina rostro y zonas delicadas
Con extractos naturales de algodón y caléndula

Especial microondas

DESCRIPCIÓN

Formulada a base de resinas naturales y enriquecida con extractos naturales de Algodón y Caléndula, la Cera Divina bodynatur resulta idónea para la depilación del rostro y las zonas delicadas. Fácil de utilizar, es adecuada para todo tipo de piel y de vello, incluso el muy corto, y proporciona unos resultados de salón de belleza que duran hasta 4 semanas. Se calienta rápidamente en el microondas, funde a baja temperatura para evitar riesgos de quemaduras y no necesita bandas para su uso.

*Sus toallitas post-depilatorias 5 en 1, calman, limpian, hidratan e iluminan la piel y retardan el crecimiento del vello mediante un agente inhibidor que provoca que el vello crezca de forma más débil y más lenta, prolongando así el tiempo entre depilaciones.

Dermatológicamente testado.

** Test de uso realizado sobre 21 mujeres.

Contenido: 1 tarro de cera (100gr), 2 toallitas post, 1 espátula

MODO DE EMPLEO

Atención, sea extremadamente prudente al calentar la cera. Una cera sobrecalentada puede causar quemaduras. En caso de producirse quemaduras, aplicar agua fría en la zona, no intentar retirar la cera y acudir inmediatamente al médico y mostrarle el envase.

Uso exclusivo en microondas.

 

Precauciones antes de calentar:

No calentar nunca el tarro tapado, con la espátula de madera o cualquier instrumento dentro del mismo.

Atención: supervisar el estado del microondas. Al igual que todos los aparatos eléctricos, los microondas, deben usarse siguiendo siempre las instrucciones de uso del propio fabricante para mantenerlo siempre en correcto estado de funcionamiento y limpieza.

Un incorrecto mantenimiento y limpieza del microondas puede provocar, en determinados productos como ceras divinas, alteraciones físicas como pueden ser la aparición de chispas debido al propio funcionamiento del aparato en malas condiciones.

 

Cómo calentar la cera:

Supervisar constantemente la cera en el momento de la calefacción.

Colocar el tarro dentro del microondas en un lateral del plato del mismo y calentar siguiendo los tiempos de calentamiento indicados en la tabla. NO colocar el tarro en el centro del microondas.

 

 

Seleccionar siempre la función de “calentar” de su microondas, nunca “descongelar” o “cocinar”. Los tiempos de calentamiento deben ser lo más precisos para evitar posibles incidencias. Si la potencia de su microondas es inferior a 800 W, el tiempo de calentamiento deberá ser superior. Recomendamos ir haciendo pequeños calentamientos para que el calentamiento no sea excesivo.

La cantidad de cera que queda después de cada utilización irá disminuyendo por lo que el tiempo de calentamiento  será también cada vez menor.

Después de finalizar el tiempo de calentamiento, es muy importante respetar el tiempo de reposo dentro del microondas, para conseguir una correcta difusión del calor por toda la cera.

No dejar nunca que la cera hierva. Si este es el caso o  si no se puede manipular el tarro con las manos desnudas porque está demasiado caliente, o la cera está líquida o tiene burbujas, no tocar el tarro y dejar enfriar para que la temperatura baje en el interior del microondas durante al menos 20 minutos, ya que se habrá sobrecalentado.

Cuando la temperatura sea adecuada para poderlo manipular, sacar el tarro del microondas sin inclinarlo, en posición vertical, ayudándose de las dos pestañas que el tarro tiene para su sujeción.

La consistencia ideal de la cera debe ser lo más parecido a la miel. Si la cera no está del todo fundida, no se habrá podido homogeneizar y, por tanto, se deberá realizar un calentamiento adicional nunca superior a 15 segundos hasta que se logre la textura idónea.

La cera puede presentar una parte líquida y una con grumos sólidos compactos. La mezcla de ambas texturas hará que se obtenga el estado ideal de la cera para la depilación.

OJO: Realizar esta mezcla con la mayor precaución para evitar posibles salpicaduras. Observar la superficie de la cera y si, después de su calentamiento y reposo, está todavía dura, NO perforar nunca esta superficie, pues la cera caliente en su interior saltaría hacia arriba con peligro de quemarse.

Introducir la espátula de madera hasta el fondo del tarro y remover lentamente la cera del fondo hacia arriba, teniendo cuidado de que la cera no caiga del tarro. No agitar el tarro.

 

Cómo aplicar la cera:

La piel debe estar limpia y seca, sin irritaciones ni restos de otros productos: cremas, aceites, etc. Aplicar la toallita pre-depilatoria para limpiar y preparar la piel antes de la depilación y minimizar las molestias producidas al arrancar el vello. El vello debe tener una longitud mínima de 2/3 mm.

COMPROBAR SIEMPRE LA TEMPERATURA DE LA CERA antes de la cada aplicación.

Hacer siempre una pequeña prueba en el interior de la muñeca para asegurarse que no esté demasiado caliente. Si aún está muy caliente, esperar hasta que se atempere. La cera estará lista cuando adquiera la consistencia de la miel.

Coger la cera con la espátula y extenderla por la zona a depilar en el sentido de crecimiento del vello, formando una capa fina y uniforme de unos 2mm. de cera con los extremos más gruesos para poder agarrar bien la banda al realizar su retirada.

No depilar la misma zona más de dos veces durante una misma sesión de depilación para evitar la irritación de la piel.

Parte superior del labio: depilar cada lado del labio (derecho e izquierdo) separadamente. Para un acabado perfecto de la zona del labio superior, además de la aplicación en sentido del crecimiento del vello, posteriormente realizar una en el sentido inverso.

Ingles: si el vello mide más de 5mm. recortarlo. Depilar una pequeña zona cada vez.

Axilas: el vello de las axilas crece en dos direcciones, por lo que la depilación se debe realizar en dos partes.

Si durante la depilación la cera se enfría y no se aplica adecuadamente, realizar calefacciones adicionales sucesivas.

 

Cómo retirar la cera:

Dejar secar la banda de cera unos segundos hasta comprobar que no se adhiere al tacto, tensar la piel con una mano y con la otra coger el pliegue de la banda de cera y retirarla con un rápido y enérgico tirón a contrapelo y en paralelo a la piel.

Para calmar la piel, apretar con la mano o aplicar una compresa fría sobre la zona depilada inmediatamente después del tirón. Si se tira demasiado lenta o perpendicularmente a la piel puede partirse el vello o causar leves irritaciones.

 

Cómo limpiar los restos de cera:

Para un acabado perfecto, aplicar una toallita post-depilación 5 en 1 para eliminar los restos de cera, calmar, hidratar e iluminar la piel y retardar el crecimiento del vello. No retirar nunca los restos de cera con agua, jabón ni alcohol. En caso de ser necesario, eliminarlos con un algodón impregnado en aceite.